Una amistad, una pasión y una propuesta diferente para los amantes de los vinos

Apasionadas de las charlas interminables, fanáticas de compartir momentos únicos junto a otras personas, y con la expectativa de que los sabores las sigan sorprendiendo, Mariana Cadelago y Celeste Funes, son dos personas que no solamente están unidas por una amistad, sino que también comparten la misma pasión por el mundo de los vinos.

Tiempo atrás, las dos amigas comenzaron con un emprendimiento, pero las vueltas de la vida hicieron que dejaran de hacerlo; las mismas vueltas que ahora lograron que lo retomen con más ganas que antes. Se trata de un proyecto de degustaciones itinerantes, las cuales les permiten a las personas conocerlas diferentes propuestas que la gastronomía puntana ofrece y, de paso, recorrer la provincia. La oferta consta de un menú de cuatro pasos: recepción; entrada; plato principal; y postre. Todos acompañados de diversas cepas de vino, probando distintas bodegas. 

En cada ocasión, las personas podrán vivir un momento mágico, ya sea que asistan con amigos, pareja, o si prefieren hacerlo solos; disfrutarán de un ambiente cálido, donde las charlas y la puesta en común de diferentes experiencias no van a faltar. Además, se realizarán otras actividades como juegos, sorteos de vinos y de cenas, generando un encuentro a pura diversión.

El emprendimiento comenzó con la visita a Potrero de los Funes, y la próxima salida será en el mes de agosto donde partirán hacia Las Chacras. Más adelante, en septiembre, continuará en la ciudad de San Luis, siguiendo con la idea de recorrer las cocinas de cada localidad.

El cupo tiene un límite de 30/35 personas, las cuales se pueden inscribir a través del teléfono 2664897803, donde aquellos que quieran incursionar en este mundo, podrán formar parte de un grupo de WhatsApp para informarse de las salidas. También se pueden contactar a la cuenta de Instagram Cata_maridaje. En cuanto al monto de la tarjeta, actualmente es de $3.800, pero pensando en la situación económica de cada ciudadano, se busca que los valores se mantengan en un mismo rango. El único requisito que se pide para participar de los encuentros, es tener ganas de pasar un buen momento.