Ricardo Ibáñez: Elegancia y formalidad

Actualmente es el Coordinador General de Protocolo y Ceremonial del Poder Judicial de la Provincia de San Luis, y en un diálogo íntimo con San Luis Vip, relató su visión en materia de etiqueta, ceremonial y protocolo. Ibáñez, contó sobre sus inicios en este mundo de lo formal e institucional y sobre su tarea diaria que realiza en diferentes espacios.

Llegó a San Luis desde la localidad de Luján, en el 2000 a estudiar abogacía. Luego comenzó a capacitarse en Ceremonial y Protocolo, hasta que en el 2004 ingresó al Poder Judicial y empezó a prestar  actividades institucionales.  “Me fui capacitando, viajé a Buenos Aires a tomar cursos y luego hice mi paso por la Universidad Nacional de San Luis, que en ese momento dictaba cursos de ceremonial. Con el devenir de los años, comenzaron a surgir las distintas carreras y licenciaturas, siempre estuve capacitándome y de eso hice mi profesión”, expresó y confesó que su corazón está anclado en San Luis, donde tiene a su familia y amigos.

En el 2012, después de haberse capacitado, ganó un concurso en el Superior Tribunal de Justicia y desde ese momento es el Coordinador General de Protocolo y Ceremonial del Poder Judicial de la Provincia de San Luis y ha coordinado desde entonces todos los actos institucionales.

Se refirió a lo que encuentra en la actualidad en cada capacitación y dijo que hay una falta de atención y de respuesta al prójimo. “En realidad el ceremonial, más allá de que tiene distintos tintes y distintos detalles, en ámbitos público, privado o institucional, siempre lo que hay que tratar es de dar una respuesta a la gente. En esta profesión está al servicio de la gente y en hacer lo mejor”, remarcó.

Capacitación constante

Ricardo Ibáñez estuvo a cargo de diferentes capacitaciones con profesionales que vinieron de buenos aires a capacitar al Poder Judicial, instituciones de afuera, privadas, como también a algunos hoteles, al Poder Ejecutivo y Legislativo. “Siempre que me convoquen lo hago con todo gusto. He capacitado al personal de distintos hoteles, como cuando se inauguró el Complejo Los Paraísos. Lo hago con mucho placer y de corazón, les brindo lo que yo sé y mi punto de vista. También he colaborado con la Jefa de Ceremonial de Gobernación en el acto del 1° de abril,  o me han llamado de la Universidad o del Concejo Deliberante. Siempre con la voluntad de transmitir y abrir el camino para los que a futuro vendrán. Para que la juventud aprenda y el día de mañana esto siga, así como avanza la tecnología avanza la manera de convivir de las personas y en ese sentido el ceremonial y el protocolo es muy importante, y me refiero al protocolo de los institucional en lo privado, de cómo recibir a una persona en la recepción de un hotel, como recibir a los invitados a una fiesta sin avasallar la privacidad y la presencia. También el ámbito académico, que tiene sus requisitos. Todo lo hago siempre con el fin de transmitir y capacitar lo que he aprendido”, comentó.

El protocolo en tiempos de pandemia

Sobre los cambios que la implementación del protocolo, Ibáñez dijo que el protocolo cambió mucho, la pandemia fue fundamental a la hora de armar un acto. “Tenemos que pensar en un acto híbrido, donde vas a tener cierto número de personas con un carácter presencial y otros de manera virtual, en donde en una mesa académica tiene que respetarse como mínimo el metro y medio, entre persona y persona, que además tienen que estar con el barbijo y se lo pueden sacar solo en el momento de hablar. La pandemia hizo que se cambiara mucho y se tuviera mucho más en cuenta el ceremonial y el protocolo, muchos más en el ámbito privado”, detalló.

Educación formal

Sobre lo que se viene en el 2022, adelantó que se comenzará con el dictado de clases de la Licenciatura en Ceremonial, que se dictará de manera virtual, a través de diferentes plataformas, en la Universidad Católica de Cuyo. Tendrá una duración de 4 años y actualmente ya hay 200 alumnos inscriptos.