Milagros Filiberti, una mujer apasionada por las motos

Hace Enduro, es de la ciudad de La Punta y comparte su pasión con su esposo y sus hijos.

Milagros Filiberti, de 36 años, contó que comenzó hace 4 años en el mundo fierrero y sin tener ningún tipo de experiencia. “Empecé de muy principiante y fui incorporando técnicas, que en ese momento me eran ajenas. Lo veía un poco imposible porque debía hacer mucha fuerza para levantar la moto, que pesa más o menos 130 kg. Se complica cuando te caes para levantarla, pero de a poquito y con mucha constancia fui aprendiendo y exigiéndome para poder mejorar y estar a la par de los hombres que no tienen miedo y van más rápido”, expresó Milagros quién se abrió camino en un deporte practicado mayormente por el sexo masculino.

Filiberti maneja una moto GFR 250, de la línea de Guerrero, que es una moto de apariencia como la CRF de Honda, similar a la Tornado, pero más liviana. “Empecé con una moto más pesada de la que tengo ahora, que pesa de 10 a 15 kg menos y cuando te caes o te quedas en una subida te ayuda un montón”, explicó la deportista que tuvo pocas participaciones en competencias, ya que hace enduro más por placer que por competencia y que comparte con su marido y sus dos hijos de 16 y de 17 años.

En cuanto a este año y al anterior, comentó que se le complicó salir andar en moto (x la pandemia), como así también entrenar. “En cada momento en que me queda libre, y cuando se puede, salgo andar en bicicleta o voy al gimnasio para fortalecer los músculos de la espalda y trato de meterle moto, pero últimamente muchos circuitos han cerrado”, dijo finalmente Milagros a San Luis Vip.