Florencia Piñeiro, una vida dedicada al trabajo: “soy una persona que cumple un sueño y se le ocurren tres más”

Florencia Piñeiro tiene 31 años, nació en San Luis capital, y después de largos años de esfuerzo y de no darse por vencida, cuenta con orgullo que es desarrolladora de software, productora de moda, asesora de imagen, y personal shoppers. También desempeña funciones como directora de dos instituciones con franquicia a nivel nacional, como lo son Vidal Rivas Fashion School (VRF) y la Escuela Leo Paparella para estilistas profesionales. Tiene un local de ropa llamado Aurora, y trabaja en la parte de marketing de OneFive, la segunda empresa de Travel Rock, donde se organizan viajes a Disney; aunque su mayor logro es vivir la vida con pasión y una gran determinación.

Desde muy joven comenzó a sentir atracción por la moda, observando cómo las personas expresaban sus sentimientos y pensamientos a través de la imagen. Estudió programación y por cinco años trabajó como desarrolladora de software, aunque siempre siguió fascinada por el mundo de las pasarelas.

En una oportunidad fue a ver un desfile el que le terminó reafirmando lo que pensaba sobre ese ambiente, “me encantó y me llamó mucho la atención”, dijo. En ese tiempo tenía una fanpage en Facebook, llamada Obsession, donde publicaba distintos looks, teniendo gran repercusión entre los seguidores, los cuales le consultaban sobre tipos de combinaciones, tendencias del momento, y hasta en qué lugares se podían comprar las prendas. Tiempo después, junto a su prima organizaron un desfile en el Hotel Vista, y fue tanto el éxito y la cantidad de público que asistió, que varias marcas la contactaron para que organizara más presentaciones.

La primera la hizo para una de La Joaquina Open Mall, donde quedó asombrada por todo el suceso, “en ese momento me di cuenta que quería vivir de esto”, expresó; además agregó que estuvo varios días sin poder dormir ya que no podía creerlo. El segundo evento fue en San Luis Shopping, y si bien el desfile fue increíble, es tan perfeccionista en su trabajo que notó que había cosas dentro del backstage que podía mejorar; aprendizaje que le serviría para el futuro.

Más adelante, conoció la VRS y trajo la franquicia a San Luis hace ya nueve años. “Todos me decían que estaba loca, que no iba a funcionar”, relató; pero las ganas de materializar el sueño eran más fuertes. En una ocasión, su padre le dijo que haga una reunión y vea quiénes iban, casi como desafiándola a ver si lo lograba. Y si, lo logró. Con la ayuda de Sol, una amiga, realizó una presentación en un café de la ciudad donde invitó a varias personas y, para su felicidad, se inscribieron 10 alumnas en el curso. Al tiempo eran 35, luego 90, y finalmente eran tantas que tuvieron que mudarse a donde está la ubicación actual del lugar, en calle San Martín 892, debido a que el local anterior había quedado chico.

Vidal Rivas Fashion School, es una institución inclusiva, donde no hay límites de medidas, de peso, de altura, ni de género para formar parte. “Todas las mujeres somos hermosas y buscamos que cada una encuentre lo más lindo que tiene para potenciarlo”, manifestó Piñeiro, quien dicta cursos de marketing y lidera el de modelo profesional, para chicas de entre 13 y 27 años. También se enseñan contenidos sobre maquillaje, teatro, asesoramiento de imagen, tendencia, nutrición, entrenamiento físico con personal trainer, fotografía, corte y confección, y hasta se imparten conocimientos sobre cómo prepararse para entrevistas de trabajo.

Florencia se involucra tanto con sus estudiantes que da la sensación de que fueran una gran familia. En el modelaje encontró la forma de ayudar a las adolescentes a potenciar su estilo y a trabajar en su autoestima para que puedan creer en ellas mismas. Les inculca sus valores y la manera que tiene de ver la vida para que puedan animarse a soñar en grande. Al finalizar el curso, con la intención de ver su crecimiento, les pregunta ¿Cómo entraron y cómo se van de la escuela?; “me llena el alma ver que todo lo pueden, que lo que se proponen lo logran, y que se dan cuenta que las cosas se logran con sacrificio, esfuerzo, constancia”, admitió.

Otra de las cualidades de Piñeiro, es ser una mujer emprendedora que todo el tiempo está detrás de nuevos desafíos, “creo que puedo ser un puente entre lo que muchas personas sueñan y el poder concretarlo”, afirmó. A lo largo de estos años, llevó una vida dedicada al trabajo, muchas veces dejando de lado pasar tiempo con su familia o amigos, tener que ir permanentemente a clases y hasta pasar horas y horas sobre zapatos con taco aguja, que, si bien parece algo sencillo, no lo es para nada cuando los pies comienzan a doler. Pese atodo el esfuerzo, sabe que “todo sacrificio tiene su recompensa”, y no hay nada que la reconforte más que ver la cara de felicidad de sus alumnas día tras día y notar como las chicas que llegaron con baja autoestima y disconformes con sus cuerpos, sienten que encontraron su lugar en el mundo y crecen en cada paso que dan, “me llena el alma ver que confíen en ellas mismas”, confesó emocionada.

Soñadora entre todas sus virtudes, cuando Florencia se fija metas, no la para nadie. “Soy una persona que cumple un sueño y se le ocurren tres más”, reconoció. “Los sueños me mantienen viva y hacen que cada día quiera seguir creciendo”, agregó. Uno que acaba de cumplir es estar junto a Héctor Vidal Rivas, el productor de moda más importante y con más trayectoria de la Argentina, y otro que cumplirá en poco tiempo es estar nuevamente junto a Leo Paparella, en esta ocasión en la entrega de diplomas de la escuela.

En cuanto al orden de sus aficiones, “lo que más disfruto en el mundo es trabajar”, dijo; aunque también ama viajar y conocer personas y lugares, ya que le atrae lo desconocido y el poder nutrirse de nuevos conocimientos.

A pesar de seguir buscando un cable a tierra que la desconecte un poco de sus obligaciones, Florencia Piñeiro vive su vida disfrutando de cada una de sus profesiones y aprovecha cada oportunidad que se le presenta para crecer como persona, donde el miedo a que algo pueda salir malprevalece constantemente, pero las ganas de ayudar a los demás y la posibilidad de cumplirle los sueños a cada una de las jóvenes que ingresa por la puerta de la institución, lo pueden más.

Se viene un evento imperdible

Desde las 15:00 horas, se va a realizar un casting en La Joaquina Open Mall, donde más de 500 personas inscriptas intentarán ser las elegidas para desfilar en el Argentina FashionWeek, que tendrá lugar del 18 al 22 de octubre en diferentes puntos de la Ciudad de Buenos Aires.

Por. Lucas Flores #SanLuisVip