Feliz Día al papá que siempre estuvo

Terminemos con el mito de que solo porque una persona trajo al mundo a alguien ya puede tener el honor de ser llamado “padre”. No siempre debería ser así. Padre no es solamente quien da la vida, sino que es todo aquel que cumple el rol de criar, acompañar y educar, levantándolos en cada caída, brindándoles un consejo cuando más lo necesitan, ayudándolos con las tareas de la escuela, o simplemente estando ahí para escucharlos cuando la realidad los golpea tantas veces como sean necesarias.

Te hablo a vos que estuviste ahí cuando aprendió a dar sus primeros pasos de vida; a vos que después de laburar por meses pudiste comprarle la bicicleta que tanto quería y que agachado en el piso y dándole una palmada en la espalda, le dijiste que “si lo lograría”. A vos que pasaste un montón de noches sin dormir preocupado por su salud cuando apenas tenía una simple gripe, pero que no podías dejar de levantarte de la cama una y otra vez para ir a ver cómo estaba. Para vos que fuiste su superhéroe mientras crecía y veía cómo sacabas adelante a la familia.

Para vos que se te caían las lágrimas cuando te dijo “papá” por primera vez, y que se te puso de diferentes colores el rostro cuando de más grande te preguntó cómo se hacen los bebés. Para vos que te pusiste a jugar con ellos cuando no dabas más del cansancio solo para verlos felices. Para vos que te pone triste verlos crecer, pero a la vez te llena de orgullo todo lo que han conseguido. Para vos que te aguantaste la tristeza para que no te vean mal. Te hablo a vos que ya no estás físicamente, pero que vivís cada día en sus corazones.

Y quiero repetir esto, que padre no es solamente quien da la vida, sino que hay muchos casos en donde ese lugar en la familia lo ocupó un tío, un abuelo, o hasta una madre que por alguna razón tuvo que enfrentar al mundo y criar a los hijos sola. Vayan estas palabras en forma de agradecimiento para todos ustedes.

Muy Feliz Día del Padre, les deseamos quienes hacemos #SanLuisVip