Antu ruca “naturaleza en estado puro”

Sobre la ruta 41, entre La Carolina y la Gruta de Inti Huasi, se encuentra esta reserva de Llamas. Gustavo y Julia, adoptaron como forma de vida el estudio, protección y respeto por las llamas. Su campo está ubicado en el Valle de Pancanta y ellos para recibir a los visitantes, tuvieron que adaptarse a los protocolos vigentes por la pandemia de Covid-19 sin perder la esencia de lo natural.

Un menú campestre al mediodía y puntualmente a las 15.30, comienza una pequeña caminata por los cerros que consiste en arrear a las llamas hasta su corral, para luego, hacer conocer la forma de trabajar su pelo, utilizando ruecas, huesos y telares para confeccionar las diferentes prendas de abrigo o decoración. Sin dudas es una excelente propuesta para el turismo interno de la provincia en la que además se pueden conocer, dada la cercanía, la localidad de la Carolina y la milenaria Gruta de Inti Huasi.

Por: Gabriel Cortez – Buena Esperanza #SanLuisVip