Yo te avisé…

0
637

Los artistas venimos advirtiendo hace tantos años sobre este escenario desolado al cual hoy nos tenemos que subir sin que quede más opción. Desde “Imagine” de John Lennon, hasta cientos de obras más, invitaban a cambiar el rumbo de la humanidad, cosa que no hicimos y hoy, el egoísmo y la avaricia, nos reclutan perdidos en medio de esta jungla del terror.

Aunque parecía que nuestro mensaje era escuchado, hemos sido desoídos. Las consecuencias se exhiben delante de nuestras narices, y no hay mucha vuelta, ni metáfora oportuna, Hay que quedarse en casa, para cuidarse y cuidar a los demás. Por supuesto, obramos con el ejemplo y también nos encargamos de desparramar el mensaje de la manera misma con la que habitualmente lo hacemos, tratando de llegar al corazón.

Aislamiento no es la palabra correcta

Considero que aislamiento, no es la palabra correcta para usar en este caso, creo que hay que hacer todo lo contrario, salir al mundo mediante las redes y sembrar esperanza, tranquilidad y amor.

Con el traje de payaso puesto  

Nos hemos puesto el traje de payaso para entretener a la gente que está angustiada en su casa. Algo de eso somos, nos gusta brindar nuestro arte, tocar fibras íntimas, fabricar emociones, correr piedras del alma, contagiar alegría, para eso estamos, nada más, ni nada menos.  Y sin ver un peso esta vez, quizás seamos los últimos en volver a trabajar,.. algunos músicos lamentablemente si no tocan, no cobran. Detalle a tener en cuenta para cuando todo esto pase y sea momento de celebración.

Es bueno recordar que hay quienes viven del espectáculo y que todas esas guitarras, melodías, voces, que estuvieron en Facebook o Instagram haciendo más corta la espera, ahora tienen que seguir y poder llevar el pan a su mesa. Mañana, seguramente también el valor y la gratitud por lo que hacemos, no sea compensada equitativamente, pero así y todo, seguiremos andando, bohemios soñadores y sin abandonar la lucha de advertir al mundo que la paz y el amor son el camino correcto.

Nota de opinión: Por Fernando Quevedo – Músico