Las copitas menstruales ¿Moda o llegaron para quedarse?

0
284

Derribar mitos y tabúes es uno de los fines de esta hermosa generación de jóvenes que actualmente está tomando nuestro mundo, y la concepción negativa y poco agradable que muchas personas tienen sobre menstruación es uno de esos tabúes a derribar.  Palabras y frases como la nena “enfermo”, se hizo “señorita”, estoy con “Andrés”, está en sus días, estoy “indispuesta” y muchas más por demás desafortunadas que tratan de decir que estamos MENSTRUANDO, así es, menstruación es el nombre de este periodo, así como a la fiebre se la llama por su nombre, la menstruación también debe llamarse por su nombre. Menstruar no nos incapacita, pero los productos que las industrias nos venden como las toallitas hacen que nuestro día a día tenga que cambiar y no dejarnos hacer nuestras actividades de siempre.

Hace varios años comenzó una nueva tendencia en el mundo femenino, un nuevo método para nuestro ciclo menstrual, estas son las COPITAS MENSTRUALES, pero, qué son y cómo se usan?

Para sacarnos todas nuestras dudas sobre el tema, hablamos con Renata Gallardo, farmacéutica, Investigadora y Asesora en gestión menstrual quién nos respondió todas las dudas que existen a la hora de decidir comprar nuestra primer copita menstrual.

¿Qué es y cómo se usa una copita menstrual?

La copita menstrual reutilizable es un dispositivo de gestión menstrual,  en la mayoría de los casos están fabricadas con silicona de grado médico y sirven para recolectar el sangrado menstrual. Previo hervor en agua durante 3 minutos, se introduce plegada en la vagina, una vez adentro se suelta para que tome su forma original fijándose así a las paredes vaginales mediante un efecto de vacío, quedando  lista para cumplir su función; al cabo de unas horas se retira, se vacía, se lava con agua y se vuelve a introducir. Así durante todos los días de menstruación.

¿Pensás que la copita menstrual es un antes y un después para las mujeres?

¡Si, tal cual! Es tan cómoda que hasta te olvidas que la estás usando. Te da la libertad para vestirte como quieras sin pensar en que se te puede notar la toallita debajo de la ropa (esa sensación horrible como de andar en pañales), para hacer cualquier tipo de actividad física, dormir con la copa puesta y hasta tener sexo (sin penetración). ¡Después de experimentar  la libertad que te da la copita menstrual creo que no hay vuelta atrás!

¿Por qué pensás que todavía les cuesta tanto a las mujeres aceptar y querer nuestro ciclo menstrual?

A pesar de que estamos en el siglo XXI la menstruación sigue siendo un fenómeno misterioso, rodeado de leyendas, de supersticiones, de cosas no dichas y de ideas heredadas que tenemos muy bien aprendidas (provenientes de la mitología, de la religión o de la medicina) al punto de afectar la salud y el bienestar de las mujeres. Se nos transmite que menstruar es estar enfermas, que es asqueroso y vergonzoso, hasta el extremo de sentirnos casi en la obligación de pedir en voz baja una toallita a una compañera de trabajo para que nadie se entere o esconder en la cartera una copa menstrual recién comprada. Me pregunto, ¿a caso menstruar es menos natural que resfriarse? Sumado a esto me parece importante destacar que vivimos en un mundo de dominio patriarcal donde la linealidad y la productividad son la norma y la ciclicidad es sinónimo de estar histéricas algunos días.

Que ventajas tienen las copitas respecto a los demás productos?

📢Su Practicidad: La copa menstrual puede llevarse puesta 12 horas. Los primeros días la tenes que vaciar más seguido, pero nunca más seguido que lo que te cambiarias toallitas y tampones.

📢No más infecciones. El material hipoalergénico de la copa menstrual impide que se desarrollen infecciones al interior de nuestra vagina.

📢No más irritación. La copa va completamente dentro de la vagina, ubicada a la entrada. De este modo no se sufre más la paspadura de las toallitas por el calor o por el roce.

📢Te olvidás que estas menstruando: Con la copita menstrual no sentís que estás sangrando, estás fresca y cómoda todo el día. No se siente, no se ve. Te olvidás del hilito del tampón o de la paspadura de las toallitas. La copa es discreta hasta para llevarla en la cartera, podés usarla para hacer cualquier actividad física e incluso meterte en el mar o pileta.

📢Cuidás la ecología: ¿Sabes que cada una de esas toallitas que usaste desde tu primer ciclo, aún podría existir? Cada toallita demora 500 años en biodegradarse; es chocante imaginarnos que todos los productos para la menstruación que usamos podrían seguir en pie por toda nuestra vida y más.

📢No más olor: La copa menstrual recolecta el sangrado en el interior de tu cuerpo, por lo que la sangre no entra en contacto con el oxígeno, no se oxida y no larga olor. Una de las cosas más impresionantes del uso de la copa es justamente eso, darnos cuenta que nuestra sangre menstrual no tiene mal olor. Para nada.

📢Reducís el consumo: Si usamos copa menstrual desde que nos viene, con 2 o 3 copas menstruales en toda nuestra vida estamos hechas, y dejamos de aportar al mundo descartable en que vivimos hoy donde todo es inmediato, todo se tira, todo es descartable. Con un buen cuidado, cada copa menstrual dura aproximadamente 10 años.

📢Autoconocimiento: Es una cosa más a favor de la copa, y de las más fuertes. El uso de la copa menstrual nos obliga a pensar nuestro cuerpo, la copa tiene que sellarse a las paredes vaginales. ¿Alguna vez pensaste cómo son esas paredes vaginales?

📢Te permite juntar tu sangre: ¿Para qué? Capaz si nunca usaste la copita esto parece de locas. Pero hay muchas cosas que se pueden hacer con la sangre menstrual, algunas mujeres pintan, otras se la ofrendan a sus plantas, se hacen hasta tinturas madres con ella. Recordá que la sangre menstrual está llena de células madre, de nutrientes y de las mejores propiedades.

📢Reconexión: Viene pegado al punto anterior y al anterior. Las usuarias de la copa menstrual la defienden a muerte, la militan. La copa nos reconecta con nuestro sangrado y con nuestro cuerpo en general, desde otro lugar. Nos damos cuenta que no es desagradable como aprendimos, sino que forma parte de un proceso biológico que tampoco debemos sufrir; sino que nos enseñaron a padecerlo desde chiquitas. ¿Por qué tenemos que estar espléndidas esos días, si solo queremos estar echadas y mirar tele? La copa no forma parte de los productos sanitarios con los que nos enseñaron a invisibilizar la menstruación. Es una nueva forma de relacionarnos con nuestro ciclo.

¿Qué te llevo a emprender con copitas menstruales?

Copita menstrual San Luis nació a raíz de una búsqueda de bienestar y una necesidad personal. En mis épocas de running y ciclismo sufría mucho de irritaciones y paspaduras asociadas al uso de productos descartables de gestión menstrual , lo que me generaban visitas frecuentes al ginecólogo y varios días de no poder entrenar, ambas situaciones me generaban mucha incomodidad. Hasta que me enteré de la copa menstrual. Investigue un poco y después la compré; a pesar de tener  poco conocimiento sobre mi propio cuerpo y poco acompañamiento de la chica que me la vendió, sumado a que ninguna persona de mi entorno la conocía la empecé a usar. Prometía ser la solución y definitivamente lo fué. Me pareció tan maravillosa que dije: ¡a esto lo tienen que conocer todas las personas menstruantes! Y yo les voy a compartir mi experiencia para que se animen a hacer el cambio!   A partir de ese momento inicié un camino de aceptación y conexión conmigo misma, que aun hoy me encuentro recorriendo pero ya no sola, son cada vez las personas que apuestan a un cambio saludables, consciente y sostenible en muchos aspectos de su vida y dentro de ellos en la forma de gestionar su menstruación.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que hacen tus clientas respecto a las copas?

La mayoría de las personas llegan a COPITA MENSTRUAL SAN LUIS habiendo realizado una investigación previa sobre el tema, se observan personas empoderadas,  en búsqueda de información para tomar decisiones sobre su cuerpo. A pesar de eso y de que la copita es un dispositivo de gestión menstrual muy antiguo, en general hay mucho desconocimiento sobre el propio cuerpo, de allí el miedo a que “la copa se vaya a algún lugar que no deba” o que “se pierda dentro ” (cosa que no podría suceder jamás!), si duele o no duele (la copa es tan suave que no raspa y no se siente una vez colocada). Preguntas acerca del talle, que básicamente se estima en función de la edad y de haber tenido o no partos vaginales. También es frecuente la sorpresa cuando les cuento que durante todos los días de uso la copa solo se lava con agua corriente (salvo en cada inicio y finalización de fase menstrual que debe ser hervida en agua durante 3 minutos), no hay que secarla ni esperar un tiempo determinado para volver a introducirla.

¿Encontraste alguna desventaja de usarlas?

Y si tengo que hablar sobre desventajas creo que no tiene ninguna, solo que a simple vista parece un producto caro cuando hablamos de que sirve para recolectar la sangre menstrual con lo poco que aceptamos la menstruación en muchos caso pero en realidad no lo es, en 5 meses aproximadamente amortizas el gasto y te ahorras años de gasto en descartables y ni hablar lo que ganas en bienestar!

📌Importante!!!  Renata Gallardo te asesora en la compra de tu primer copita menstrual y encima tiene super promos en su hermoso emprendimiento! Encontrala en Facebook como Copita Menstrual San Luis, y en Instagram como @copitamenstrualsl. Yo ya tengo la mía 😉

Por:May Rosales–Estudiante de Marketing y Publicidad#SanLuisVip