Estamos preparados para el sexo virtual?

0
157

El avance de la tecnología supone nuevos hábitos de conductas, y una de estas nuevas conductas aparece con el uso de teléfonos celulares. El teléfono de línea de casa, para toda la familia comenzó a ser un objeto personal, privado y fundamental para la vida cotidiana de toda persona. Ello llevó a los teléfonos celulares a ser un objeto personal e íntimo, y tan íntimo que llegó a ser parte de las actividades sexuales de las personas.

El sexting o sexo virtual, comenzó desde 2005 con la evolución de los teléfonos celulares, con mensajes de texto, pasando por fotografías, videos y hasta aplicaciones donde las personas se envían imágenes de contenido erótico para satisfacer necesidades sexuales.

Si bien esta práctica ya lleva mucho tiempo en la cultura tecnológica mundial, hoy a consecuencia de la cuarentena mundial que estamos pasando ha sido hasta recomendada por las autoridades para evitar que las personas tengan encuentros sexuales poniendo en peligro la propia salud y la del resto de la comunidad.

Esta práctica sexual, debe ser consentida entre las dos partes que mantienen esta “relación” on line, es decir, el material enviado debe ser solo visto por estas dos partes, el problema radica cuando pasa a terceros, produciéndose una violación a la intimidad de la persona, quedando totalmente expuesta.

Aclarado esto, ahora, debemos advertir que esta práctica puede derivar, en última instancia, en múltiples situaciones dañinas para la persona, tales como: el acoso, la extorsiones, el grooming, acosos de un adulto a un menor, entre otras situaciones peligrosas.

Que tener en cuenta a la hora de tener sexo virtual seguro?

📌Conoce los riesgos, y no dejes que te presionen a tomar fotos o filmar cosas que no tienes ganas de mostrar o que no te hagan sentir cómodo o cómoda.

📌Piensa hasta que punto confías en la persona destinataria y hasta donde merece que compartas tu intimidad con él o ella.

📌Manda tu material si sabes que la otra persona desea tenerlo o no este en una situación donde lo incomode, como estar en horas de trabajo o en una reunión.

📌Verifiquen que sus celulares no contengan virus que pongan en riesgo tu material íntimo.

📌Decide con calma que tipo de imagen quieres enviar.

📌Evita mostrar tu rostro, tatuajes, lugares de tu hogar que puedan identificarte y en caso de que ese material se viralice no puedan confirmar tu identidad.

📌Si utilizas apps asegúrate que sean seguras y tengan sistema de encriptación.

📌Evita el uso de redes Wifi públicas.

📌Centra tu atención al momento de enviar tu imagen, que el destinatario sea el correcto!

📌Una vez que la imagen cumplió su función, elimínala de tu celular y de tu nube y pídele a la otra persona que haga lo mismo.

Ahora, si estás seguro o segura de estos puntos, y sobre todo de la persona destinataria, solo te queda gozar de esta práctica, y lo único que me queda por decirte es disfruta pero #QuedateEnCasa 😉

Por: May Rosales –Estudiante de Marketing y Publicidad #SanLuisVip