Buenos hábitos, buena vida

0
121

Tenemos mucho tiempo para por fin ponernos el objetivo de comenzar algo que salve nuestra rutina. Hoy salimos de la zona de confort y nos animamos a más. Si pensabas que hacer actividad física era solo una cuestión estética o de salud corporal, vengo a decirte que es mucho más que eso y hoy en día, tenés varias formas de realizarla.

Se que cuesta arrancar pero ya no tenés excusas. Personal trainers, rutinas en youtube, ejercicios básicos de las viejas clases de educación física y artículos de entrenamientos. Sumale una buena alimentación o una dieta (no te asustes con esta palabra porque no es comer menos, sino comer más sano y equilibrado) y dormir las horas que el cuerpo necesite para recuperarse.

Hablemos de los beneficios de la actividad física

Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, colesterol alto y diabetes entre otras. También ayuda a controlar el peso, el porcentaje corporal de grasa en el cuerpo y la obesidad.

Mejora las destrezas motrices, la postura y fortalece los músculos para prevenir lesiones, además de aumentar la densidad ósea, fortaleciendo los huesos. Pero algo muy importante y acá hago un parate, es la capacidad de generar endorfinas durante la realización de cualquier entrenamiento, mejorando el estado de ánimo, previniendo y reduciendo el estrés, la ansiedad y la depresión. Sumale la música que te guste, ropa cómoda y mucha agua. Treinta minutos o una horade ejercicio, más un buen estiramiento y ya estás colaborando con tu cuerpo, tu salud mental y mejorando tu estilo de vida sobre todo en momentos donde uno tiene que distenderse un poco de lo habitual. ¡Salvar los buenos hábitos es una forma de salvarse a uno mismo! ¡En sus marcas, listos… ya!

Por Carolina Remedi – Periodista // #SanLuisVip